martes, 25 de mayo de 2010

Un problema

Tengo un problema con la vida real, y es que no funciona como se supone que debería funcionar. Las reglas basicas son perfectas e infalibles, siempre que lanzo algo, eventualmente cae ( con la excepcion de ese punto en el universo en que segun decia Carl Sagan, no solo no caería, sino que tampoco ascendería, es más, en la mayor parte de los casos haría todo lo contrario, o se convertiría en un sanduche), si me corto sangro, si como se me quita el hambre y si duermo pierdo la conciencia por al menos un par de horas. Quiero decir que esas leyes funcionan perfectamente, pero hay cosas en las que creia que resultaron ser falsas.

Hay algo por ejemplo en lo que siempre había creido: no, significa no. Suponía, inocentemente, que si una mujer decia de un hombre que no le interesaba, y que cuando intentó besarla ella deseó tener un taser para hacerlo sufrir por su atrevimiento, no se iba a acostar un par de dias despues con ese hombre porque, no sé estaba aburrida. Lo que la gente haga con sus cuerpos no debería importarme, pero me dolió darme cuenta de que a veces, como aseguran los machistas, no, quiere decir "sí, pero con fuercita".

Y suponía, tal vez inocentemente, que despues de cierto tiempo, de las malas experiencias del pasado, uno aprendía a no permitirse ser abusado. Pero estaba equivocado, aparentemente el que alguien a quien deberías ignorar te diga te quiero, o que te lo haya dicho en otro momento, le da el derecho de tratarte como un trapo, y lo que es peor, te obliga, te fuerza, te pone en una situacion en que tu unica opcion parece ser dejar que te traten como a un trapo.

Tengo problemas con la vida real, o al menos con la manera en que parece vivir la gente real.